panelesled-233x194Disponemos de los sistemas de iluminación LED de última generación. Bombillas de todo tipo para la sustitución de las clásicas bombillas halógenas, incandescentes o de bajo consumo. Realizamos estudios de implantación de la tecnología LED en comercios,hoteles, despachos, grandes superficies… y también a particulares, generando una iluminación cálida, de calidad, eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

¿Por qué LED?

Ahorro energético. Las luminarias LED de última generación permiten sustituir las actuales bombillas convencionales obteniendo un ahorro superior al 85% mejorando a su vez la luminosidad de la estancia.

Larga duración. Las luces LED presentan una durabilidad de las más altas del mercado con una vida útil de más de 50.000 horas reales de luminiscencia, aportando así un importante ahorro en recambios.

Baja temperatura. Los dispositivos LED desprenden un calor casi inapreciable, no como las luminarias convencionales, aportando un mayor confort a la estancia.

Sin efectos nocivos. Las luminarias LED no desprendes rayos infrarrojos ni ultravioletas, tampoco contienen ningún gas ni metal nocivo para la el medio ambiente o nuestra salud.

Encendido inmediato. Los empiezan a emitir luz de inmediato, incluso más rápidamente que las bombillas incandescentes, debido a la mínima intensidad eléctrica necesaria para su funcionamiento.

Adaptabilidad. Las luminarias LED existentes hoy en día son totalmente compatibles a los estándares de mercado siendo posible su sustitución de forma rápida y sencilla.

Uno de los consumos más grandes en cualquier comercio es referente a su iluminación.

Des de hace tiempo se observa que todos los comercios realizan su iluminación interior como de escaparates mediante iluminaria halógena. Este tipo de iluminaria tiene una serie de inconvenientes respecto al ahorro y eficiencia energética. Del 100% de su potencia de consumo, el 70% son perdidas por calor, el 9% es luz infrarroja, y solo un 21% es luz visible.
Esto conlleva a un consumo excesivo para solo poder aprovechar un 21% real en iluminación. En verano, además del consumo excesiva en iluminación, el alto calor desprendido por este tipo de iluminarias genera un aumento de consumo de los equipos de aire acondicionado, entorno al 20%. Otro de sus inconvenientes viene referente a su corta vida útil, entre 2.000 horas de las bombillas dicroicas, hasta un máximo de 8.000 horas de focos más profesionales.